YAKARTA. (EFE). Un grupo de radicales islámicos atacó ayer violentamente a unos 200 cristianos y musulmanes moderados que se manifestaban a favor de la pluralidad religiosa en la capital de Indonesia, causando al menos 12 heridos.

Los atacantes, miembros del Frente de Defensores Islámicos (FDI), amenazaron de muerte a algunos de los participantes en la marcha por pertenecer a la secta musulmana Ahmadiya, a la que consideran herética.

Unos de los organizadores de la marcha, Anick Tohari afirmó que los militantes del FDI atacaron con machetes y palos a los manifestantes, al tiempo que gritaban “arrepentiros o morid” y llegaron a golpear a niños y ancianos en la manifestación.

La secta musulmana Ahmadiyah, que cuenta con 200.000 fieles en el país, ha sido calificada de “herética” y “desviada” por el gobierno, que estudia su ilegalización.

Algunas organizaciones, como Human Rights Watch, consideran que la medidas contra el grupo, cuyas mezquitas son atacadas habitualmente, van contra la libertad religiosa que sanciona la Constitución del país.

Fundada en 1889 por Mirza Ghulam Ahmad, Ahmadiyah se denomina musulmana, pero difiere del resto de corrientes islámicas por considerar a su primer líder espiritual como el “último profeta” un título que el Islam otorga solamente a Mahoma.

Sumber: abc.com